Seleccione moneda

Iniciación a la improvisación

Lanzate al mundo de la improvisación

  
Curso impartido por Pedro Gómez
El conocimiento de un arte como la música implica no sólo la adquisición de conocimientos teóricos y técnicos, sino también la capacidad de crear arte a partir de ellos. El músico completo no sólo es un buen intérprete: también conoce cómo se articula el lenguaje musical, y para ello la improvisación es un aspecto clave.
Improvisar es mucho más que tocar lo que primero se nos ocurra. Cuando improvisamos, estamos creando música de acuerdo a un lenguaje que tiene sus reglas y que el oyente debe comprender. Cuando improvisamos, estamos desarrollando un material inicial de manera que no se pierda la coherencia en el discurso. Cuando improvisamos, estamos disfrutando con la música y haciendo que el público también se lo pase bien escuchándonos.
En este curso se pretende proporcionar al alumno un primer acercamiento a la improvisación. Crearemos estructuras armónicas sencillas, generaremos motivos y melodías de distintas formas, conoceremos patrones muy utilizados a lo largo de los siglos y adquiriremos una base que nos permita tener la música no sólo en el lápiz y el papel, sino también en los dedos, en el oído y en el cerebro.

Dirigido a:

  • Alumnos de grado elemental o grado medio de cualquier instrumento y cualquier edad (grupos según niveles)

Objetivos:

  • Comprender qué es la improvisación y para qué nos puede servir.
  • Desarrollar estructuras armónicas sencillas en diferentes tonalidades.
  • Aprender a crear motivos musicales y melodías basadas en ellos.
  • Disfrutar con la música.

Duración

  • Lunes  a Jueves  de julio, de 18.00 a 20.00 (8h).. Ver fechas de disponibilidad más abajo

Organización

  • Sesión 1: Iniciando el viaje: la armonía como vehículo.
  • Sesión 2: Una ruta por las tonalidades: el círculo de quintas.
  • Sesión 3: Compañeros indispensables: melodía y ritmo.
  • Sesión 4: Los alumnos toman el mando: creación de una obra en tiempo real.

Metodologia de trabajo
Las 4 sesiones se trabajarán de una forma dinámica que permita adquirir conocimientos poco apoco, asimilar los conceptos al ritmo de cada alumno y disfrutar con la música.
Los pilares de la metodología aplicada serán:

  • Análisis de diversos materiales desde la escucha.
  • Aplicación práctica de todo lo que se explique.
  • Participación activa de los alumnos para que propongan ideas y pierdan el miedo a tocar e improvisar.
  • El profesor es un alumno más: todos improvisamos, todos escuchamos, todos aprendemos.